Técnica

La pintura en polvo: los ciclos tecnológicos tradicionales 



Automático


Por pasos


Manual
Pretratamiento

Las piezas atraviesan todo el recorrido del túnel, a una velocidad constante, pasando de forma sucesiva etapas diferentes de tratamiento químico y de lavado/enjuague en caliente y/o frío


Las piezas estacionan en el interior de diferentes cabinas equipadas con puertas robotizadas de cierre/apertura, durante el tiempo necesario para el tratamiento previsto. La fase está completamente automatizada


Las piezas son desengrasadas y lavadas manualmente por uno o más operadores con una lanza, dentro de una cabina de lavado adecuada
Secado

Las piezas pasan, a una velocidad constante, a través de un horno ventilado, durante el tiempo necesario para completar el secado de las superficies


Las piezas entran a un horno ventilado para que el calor sea distribuido de manera uniforme en todo el espacio interno. El proceso es completamente automático


Las piezas son introducidas en el interior de un horno a una temperatura de 120ºC hasta que estén secas y listas para pintar
Pintura

Las piezas atraviesan la cabina de pintura automática, donde los grupos contrapuestos de pistolas electrostáticas aplican la pintura. Se pueden preveer puestos manuales para el retoque


Las piezas secas entran a una cabina cerrada con ventilación con aire balanceado, donde uno o más operadores aplican la pintura con pistolas manuales. Se pueden aplicar varios colores simultáneamente


Las piezas, en el interior de la cabina, están listas para ser pintadas a mano, con pistolas electrostáticas, por uno o más operadores
Polimerización

Por último, las piezas recubiertas entran en la fase de polimerización que se produce a través de un horno en forma de campana o con cortinas de aire, para evitar la dispersión del calor. Generalmente la pintura se solidifica a aproximadamente 200º


Las piezas tratadas entran a un horno cerrado con puertas automáticas donde estacionan, en general a aproximadamente 200º, durante el tiempo necesario para la polimerización de la pintura


Las piezas son introducidas en el interior de un horno aislado, a una temperatura de aproximadamente 200ºC, durante el tiempo necesario para la cocción de la pintura

Un ciclo tecnológico eficaz, conforme a las necesidades específicas de las piezas por tratar, es el primer "responsable" de la calidad estética y de la durabilidad en el tiempo del tratamiento superficial.

La tabla de arriba pretende ser una guía práctica y no exhaustiva de los procesos estándares fundamentales de la pintura con polvo epoxi-poliéster tradicional. Los ciclos antes descritos, de hecho, serán personalizados según la pintura utilizada en el proceso y según el tratamiento químico más adecuado. Además, cada producto presenta particularidades que se deben respetar: forma, uso, exigencias, ciclo de vida, etc. son solo algunas de las características que determinarán el modo de aplicación correcta.

Euroimpianti

Euroimpianti está siempre a disposición para cualquier consulta de información, inspección y presupuesto sin compromiso.

Solicita un presupuesto.